Upskilling y reskilling: la necesaria transformación profesional

¿Conoces los términos upskilling y reskilling? Estos dos términos se adentraron en las empresas para dotar a los empleados de nuevos conocimientos para cubrir las necesidades de las organizaciones.

En la actualidad, las organizaciones se mueven en un entorno VUCA, caracterizado por la volatilidad, la incertidumbre, la complejidad y la ambigüedad. Nada es permanente ni estable y en donde lo que hoy es válido, mañana se queda obsoleto.

Si la transformación digital de las empresas antes era importante, a día de hoy, es crucial. La nueva normalidad en la que nos encontramos trae consigo un aumento en el uso de las tecnologías, tanto por parte del consumidor, como del trabajador.

El filósofo Zygmunt Bauman constató que: “integrarse en un ambiente tan voluble pasa por cambiar nosotros a la misma velocidad y reinventarnos profesionalmente. Los trabajadores de hoy deben incorporarse a la rueda del cambio, de la que no deben bajar nunca, y no parar de aprender, porque los conocimientos actuales serán las rémoras del futuro”.

El mundo laboral está sufriendo una transformación para adaptarse a la nueva realidad, por lo que será necesario adquirir nuevas formas y hábitos de trabajo. En el post de hoy quiero hablarte de la importancia de desarrollar, transformar y apostar por el talento dentro de tu organización, para poder sobrevivir a las exigencias demandadas por la situación actual.

La transformación digital, acelerada por la pandemia, hace que las organizaciones demanden perfiles especializados para hacer frente a las nuevas necesidades.

Muchos de los puestos que existen quizás dentro de un par de años no existan. La forma de realizar el trabajo evolucionará tanto que los profesionales que ocupen esos puestos necesitarán un desarrollo o un aprendizaje para irse adaptando a esa nueva realidad. Como resultado de la inteligencia artificial y la automatización inteligente, los trabajos deben actualizarse desarrollando nuevas habilidades o incluso adaptarse a nuevos puestos de trabajo.

Por lo que nos enfrentamos a un reto en cuanto a nuestro talento dentro de la organización, donde en muchas de las ocasiones, las capacidades actuales no dan respuesta a las nuevas capacidades demandadas. Será necesario que trabajes en el desarrollo de las habilidades de tus empleados poniendo el foco en la formación y capacitación.

La realidad por la estamos atravesando, propiciada por la pandemia, ha generado que vivamos en una continua incertidumbre en donde las empresas se han visto obligadas a adaptarse a los continuos cambios para poder sobrevivir. ¿Y cómo lo están haciendo? Dotando a los empleados de nuevos conocimientos y habilidades mediante upskilling y reskilling. Vamos con ellos.

Upskilling hace referencia al incremento de conocimiento y competencias para adaptarse dentro del mismo puesto de trabajo, es decir, aprender nuevas habilidades que se adapten mejor a los requerimientos.

Un ejemplo de upskilling sería un profesional que solía ofrecer su servicio de modo presencial, ahora tendrá que ofrecer sus servicios de forma telemática. Esto trae consigo nuevos retos como una mayor demanda de las competencias informáticas e interpersonales, entre otras muchas.

Reskilling consiste en adquirir nuevas habilidades para un trabajo completamente diferente, lo que supone un reciclaje profesional capacitando para un nuevo puesto.

En el reskilling será necesario incorporar nuevas maneras de trabajar y nuevas tareas, transformando nuestro empleo. El objetivo principal del reskilling es aprovechar el talento interno fomentando la movilidad interna e impulsando planes de carrera dentro de la empresa.

Un ejemplo de reskilling sería que si debido a la automatización el trabajo de un operador se queda obsoleto, ofrecerle la posibilidad de que desempeñe un puesto en el que, por ejemplo, pueda supervisar la calidad de ese nuevo servicio. Y ¿por qué no aprovechar el talento interno que tenemos? Al fin y al cabo, tu empleado tiene el conocimiento y el dominio de sus áreas de trabajo, tiene el conocimiento del mercado y de los valores de la organización.

La diferencia principal entre ambos conceptos es el objetivo de la capacitación. Mientras que el upskilling enseña al empleado nuevas competencias para optimizar su desempeño, el reskilling forma a un empleado para adaptarlo a un nuevo puesto de trabajo.

El upskilling crea trabajadores más especializados, en cambio, el reskilling crea trabajadores más versátiles.

Pero, ¿cómo debes implementar ambos conceptos dentro de tu organización?

  1. Primero será necesario que evalúes las necesidades de tu organización para determinar qué nuevos puestos y habilidades necesita satisfacer tu organización.
  1. Una vez identificadas las demandas, será necesario que elabores un mapa del talento de tus trabajadores para determinar principalmente cuales son las habilidades que tienen y cuales necesitan adquirir.
  1. ¿Qué trabajadores necesitan upskilling y reskilling? Determinar quiénes lo necesitan, ya que, no todos se sienten motivados ni todos están preparados para todos los cargos.
  1. Una vez tienes identificados los profesionales que van a adquirir la formación, será necesario que diseñes el programa de formación que se llevará a cabo.
  1. Por último, tendrás que realizar una evaluación continua para determinar el nivel de progreso y el impacto que está teniendo en tu empleado.

Esta transformación en los puestos de trabajo trae consigo beneficios tanto para la empresa como para tu trabajador, puesto que:

  • Promueven el desarrollo profesional de tus empleados.
  • Permiten la retención de tu talento, ya que, al volcarse en su crecimiento profesional hará que se sientan más valorados.
  • Fortalecen la cultura empresarial dado que, el conocimiento permanece dentro de la empresa creando sentido de pertenencia y compromiso.
  • Disminución de los procesos de selección como consecuencia del desarrollo de tu propio talento.
  • Ayuda a disminuir la brecha digital existente, al mantener actualizadas las competencias digitales.

Las organizaciones no pueden prever la velocidad ni el modo en el que la tecnología avanza, por lo que para adaptarse a esa transformación será necesario actualizarse permanentemente. Las empresas que apuesten por este tipo de formación, generando una transformación en sus empleados, jugarán con mayor ventaja.

Para afrontar los retos empresariales de las próximas décadas será imprescindible que promuevas el upskilling y reskilling dentro de tu organización. Esto es, que incrementes las capacidades de tus empleados, transformando y aprovechando así talento en tu empresa. 

¿Te lanzas a ello?

De ser así, puedo ayudarte a implementar y gestionar un programa de formación que impulse la transformación de tus empleados y de tu empresa a través de mi servicio de consultoría de acompañamiento y asesoramiento directivo. Es totalmente flexible, así que no dudes en solicitar información a través de nuestros canales de comunicación.